Mitxel Casas - 30 años sin Elvis Presley







Vídeo : Return to sender + Fotos










Elvis Presley no inventó el rock, pero el rock no habría sido ni la sombra de lo que llego a ser si él no hubiera existido.



Gente como Ike Turner, Chuck Berry o Bill Halley podría endilgarse la creación del rock n’ roll con más propiedad, pero nadie podría dudar que –más allá de sus enormes cualidades como intérprete– Elvis le aportó al género musical más importante del siglo XX un elemento que lo definiría de por vida: la actitud.





Sin sus inocentes movimientos pélvicos no habría pelilargos rebeldes, rockstars descontrolados o provocadores profesionales como Johnny Rotten o Marilyn Manson.



El Rey disparó una revolución y se convirtió en un ícono cultural, y de ahí que, a 30 años de su muerte, se le recuerde como si nunca se hubiese ido (¡y hasta hay quien dice que en realidad nunca se fue!).

¿Qué hubiera sido del rock sin Elvis?





Probablemente se habría desarrollado como uno de tantos géneros dedicados exclusivamente al público afroamericano, ámbito en el que nació hasta que Presley lo puso a disposición de los jóvenes blancos en los ’50, generando así un acercamiento racial y un distanciamiento generacional a la vez.

En una época de fuerte segregación racial, Elvis convirtió a la música en un punto de encuentro, sembrando involuntariamente la semilla de la conciencia social que el rock profesó firmemente en los ’60 y cada vez menos en las décadas siguientes.

Pero al mismo tiempo la sensualidad y la indisciplina de Elvis separó por primera vez a los hijos de sus padres desde un punto de vista artístico.

Antes de él, los menores sólo eran versiones reducidas de los mayores. Con él, la cultura joven llegó para quedarse.











La suya es una historia de ascenso, auge y caída estrepitosa.



Nacido en un pequeño pueblo de Memphis llamado Tupelo, de clase media baja y ex chofer de camiones, Elvis se convirtió en la primera superestrella del rock en 1956 al pasar desde el pequeño sello Sun al poderoso RCA Víctor a cambio de 35 mil dólares, una cifra exorbitante para la época. Allí tuvo su época de gloria, con temas inmortales como “Heartbreak hotel”, “All shook up”, “Hound dog”, “Blue suede shoes” y demás.



Su crecimiento se interrumpió cuando fue convocado al servicio militar, hecho que para muchos marcó el fin de su rebeldía juvenil y de su período más fructífero como artista. Tras salir de la milicia, su manager, el polémico Coronel Parker, estableció una estrategia: Elvis se dedicaría exclusivamente al cine y a grabar las bandas de sonido de sus películas, sin presentarse en vivo.

Así pasó buena parte de los ’60, manteniéndose en un lugar casi marginal mientras los Beatles (confesos fanáticos suyos) volvían a reformular el rock y lo llevaban del divertimento inocente al arte mayor.

Por eso, en 1968 decidió regresar con un histórico show en televisión que se conoció como el Comeback special.





Al año siguiente retomó sus conciertos al presentarse en lo que sería su hábitat natural en los últimos años de su vida: Las Vegas.

Por estos años, Elvis comenzó a sentir la soledad de los ídolos y tanto su carrera como su vida personal entró en un declive que lo llevaría a la muerte.

Con problema de peso y adicto a las drogas prescriptas, se divorció de su esposa Priscilla en 1973 y, de allí en más, su caída no tuvo freno.





Aunque sus discos siguieron vendiendo considerablemente, su imagen y su salud se deterioraron, hasta que el 16 de agosto de 1977 fue encontrado muerto en el baño de su mansión Graceland.

Tenía sólo 42 años.

Vamos a recordar en este vídeo su último gran concierto...

Enero de 1.973 en Hawai, retransmitido Vía Satélite por medio mundo

Contiene tres legendarias canciones : My Way, Suspicious Mind y Fever









El tiempo pasa y sus seguidores (y los hijos y nietos de sus seguidores) lo recuerdan como el primer día. Aún hoy, en esta Argentina tan lejana a su tierra natal, hay quien afirma que el Rey no murió, sino que… fingió su deceso y se mudó al Conurbano Bonaerense.

Cada año, miles de fans se reúnen en Graceland a celebrar su cumpleaños o recordarlo en el aniversario de su desaparición física.

Y en realidad, si todos los rockeros del mundo realmente se interesaran por las raíces de su música preferida, ninguno debería mantenerse al margen de este recuerdo: sin Elvis, el rock habría sido mucho, mucho más aburrido de lo que es.

Diego Mancusi



Excelente resumen de la vida y muerte de Elvis por Diego Mancusi.

Atención : Clickar sobre la letra en cursiva para acceder a la web del libro " El Rey vive entre nosotros " donde hay además curiosos reportajes que intentan demostrar que Elvis Presley continua vivo....





Aunque soy de los que prefieren a los mitos enterrados, como curiosidad merece la pena consultarlos.

En Junio de 1.977, hinchado por los mil y un tipo de pastillas a las que era adicto, y con la voz casi perdida, en este concierto , apenas 6 semanas antes de morir, casi se podía intuir que el " Rey " se marchaba para siempre.









Anima Eterna